Decálogo de valores culturales de la ciencia

Extraído del discurso de Ramón Núñez Centella en el Senado sobre Cultura científica durante la Reunión de Presidentes de Comisiones de Ciencia e Innovación de los Parlamentos Nacionales de los Estados miembros de la Unión Europea y del Parlamento Europeo.

Curiosidad

La ciencia se basa, ante todo, en un insaciable deseo de conocer y comprender, que se puede manifestar de muchas formas; por ejemplo, en la búsqueda de datos complementarios y de su significado en cada situación. Albert Einstein sintetizó como nadie la necesidad de curiosidad: «Lo importante es no cesar de preguntarse cosas».

Escepticismo

La ciencia promueve la búsqueda y exigencia de pruebas, y la evaluación continua del conocimiento con espíritu crítico. En ciencia se ha de cuestionar todo y es imprescindible la honestidad, pues tarde o temprano se impone la realidad de los hechos.

Racionalidad

Entendiendo como tal un respeto a la lógica, así como la necesidad de considerar antecedentes y consecuencias de cada fenómeno analizado. Es la base para buscar causas y motivos de los fenómenos. Por ejemplo, la persona racional no es supersticiosa.

Universalidad

Es decir, que lo que es válido para uno es válido para todos, independientemente de la raza, la religión o la cultura. La ciencia y la tecnología constituyen un elemento común a las culturas del mundo, pertenecen a toda la humanidad.

Provisionalidad

Es una característica esencial del conocimiento científico. Aunque pueda resultar incómodo, debemos incorporar ese hecho como un valor, frente a esquemas de certeza, permanencia e inmutabilidad. Este es un punto crítico, porque a muchas personas les gustan las respuestas firmes, y la incertidumbre es difícil de aceptar. Hemos de acostumbrarnos -educarnos- a convivir con la provisionalidad: «No se llega a la certeza con la razón sino con la fe», nos dijo Guillermo de Occam.

Relatividad

Muy relacionado con lo anterior está la necesidad de matices que necesita una calidad en las afirmaciones. La incertidumbre de resultados, el margen de error, el borde de la indefinición o la frontera son terrenos habituales por donde se mueve la ciencia, y el transitar por ellos nos educa en la comprensión de los niveles de riesgo, el valor de las estadísticas y la capacidad de evaluar a priori el éxito o fracaso de una iniciativa.

Autocrítica

Es esencial en la ciencia el dudar de toda conclusión que uno mismo formula, comenzando inmediatamente a buscarle sus puntos débiles. La ciencia es crítica consigo misma, y también debe estar abierta al escrutinio social, histórico y cultural, tanto por parte de intelectuales como de la sociedad en general.

Iniciativa

La necesidad de revisión continua que tiene la ciencia y la posibilidad permanente de mejorar las soluciones tecnológicas obligan a una actitud de inconformismo y emprendedora, a la valoración y asunción de riesgos en la innovación, asumiendo los ensayos fallidos como pasos imprescindibles y útiles de un proceso.

Apertura

Es decir, la disponibilidad para escuchar y aceptar ideas de los demás, y también para cambiar las propias en función de las evidencias que se nos ofrecen. La apertura es imprescindible para la innovación y para que fructifique la creatividad.

Creatividad

Es clave en la tecnología, para buscar soluciones a problemas divergentes, y para establecer relaciones originales, diseñar experiencias, proponer hipótesis, inventar y diseñar leyes, crear modelos, teorías, aparatos, mecanismos, procedimientos, métodos, etc.

Anuncios

3 videos

Steve Jobs / Stanford University / 2005

Carl Sagan / That Pale Blue Dot / 1990

Extra: Motivational video / Life=Risk

Publicado en Reflexiones. 1 Comment »

Ella y Él

Él trabaja en un proyecto para el gobierno. Incluso en vacaciones lleva su trabajo consigo.
Ella es una atleta increíblemente hermosa. Ella habla con fluidéz 5 idiomas.
Se conocen. Ella lo seduce. Él se enamora.
Ella tiene dos misiones: robarle su maletín y asesinarlo.

Publicado en Varios. Leave a Comment »

Frihed

Y son tormentas en forma de mujer
las cosas más bellas y fatales que se deban enfrentar.
Son valquirias que no conducen a ningún lugar.
Lo trágico y lo emocionante sonando al unísono.

Se pueden surcar los mares
y en una ola alta tocar el cielo.
Pero sólo será conocido el hecho
del éxito en los sinsentidos.

Publicado en Varios. Leave a Comment »

Terminó LOST

Publicado en Varios. Leave a Comment »

Algunos microcuentos míos

No somos espejos

-Entonces la suerte existe.
-No, no existe, la casualidad y la suerte no existen, yo prefiero pensar que las cosas pasan por algo. Todo es causa y efecto, acción y reacción, actos y consecuencias.
-Eso es un verso barato. Sin ir más lejos, nuestro encuentro fue casual, lo recuerdo como si fuera ayer… ahí no había nada planeado y sin lugar a dudas fue una suerte conocernos.
-De todas maneras creo que lo de hoy se podía evitar, no fue mala suerte. Era necesario escapar.
-Es terrible vivir evitando que lo nuestro se sepa. Y ya se que podríamos provocar un gran escándalo en la opinión pública.
-Creo que hay que dejar de pensar en lo que digan los demás. No todo depende de nosotros.
-Pero es la vida que elegimos y tenemos que saber lidiar con esto. Por algo fui yo quien pidió que me mordieras.
-Ya basta, eso pasó hace casi noventa años.

Llegar

Inicia la carrera con todo su cuerpo fornido, equilibrado pero fuerte, sabe que la competencia de hoy es demasiada carga.
A veces nuestras vidas tienen un momento puntual que puede marcar un cambio determinante. Es mucho. Para todos.
Sus pasos no se debilitan, en su mente sólo hay una orden para todo su cuerpo: seguir. No existe lesión con chance de convertirse en excusa. Varias imágenes pueblan sus pensamientos cada vez menos oxigenados. Su niñez, su entrenamiento, su futuro…
El pasado puede retrasar y distraer de lo único que se tiene como meta. El último tramo es complicado, hay muchos en iguales condiciones, lo cual puede ser decisivo. Un poco más de aire, ya no hay dolor, ya no hay nada que cambie el destino.
El clima es el de siempre, cualquiera sea la temperatura y la humedad, hay mucha presión.
Como un rayo pasan dos verdades frente a sus ojos, su futura esposa sonriendo en la llegada y ningún rival por delante.
Diez pasos más y finalmente lo logra. A partir de hoy Tig’ke es el nuevo jefe de la aldea.

El que no sabía mentir

Siempre la pregunta es la misma. Todos los días, al llegar a la escuela, el portero lo mira a sus ojos tristes y le dice:
“hola, ¿cómo te va?”, la respuesta del niño es siempre la misma: “bien”. Nada hace parecer que le vaya bien. Problemas en la casa
que son reflejados en la escuela. Como si no fueran problemas en su vida que son reflejados en su vida.
Si hay algo que ese estudiante hace mal es mentir. No es creíble su “bien”. Aunque lo diga todos los días. Lo que es muy fácil de creer es la inoperancia de todos los que, no siendo el niño, aceptan todo como verdad. Nadie le va a enseñar a mentir. Para ellos un mundo de malos mintiendo es preferible a un mundo donde las mentiras son tan buenas que da lo mismo si no son verdades.

Contar

Indudablemente esto es el futuro. El paisaje posee una vegetación que se me hace desconocida. Estamos en plena guerra. Mi misión simplemente es evitar que los enemigos lleguen a nuestro terreno. Sólo soy un soldado manejando esta unidad. No se qué clase de problema político inició todo este lío, pero una cosa es cierta, no hay parte buena en este asunto. La unidad recibe un impacto certero. El piloto no puede haber sobrevivido. Yo soy el piloto. La unidad se vuelve a armar, se materializa. La aventura sigue. Fue una vida menos y nada más. Algunos puntos que no gané pero no es para lamentar, no necesité meter otra ficha.

Publicado en Varios. 1 Comment »

Favorito

Everness

Sólo una cosa no hay. Es el olvido.
Dios, que salva el metal, salva la escoria
y cifra en su profética memoria
las lunas que serán y las que han sido

Ya todo está. Los miles de reflejos
que entre los dos crepúsculos del día
tu rostro fue dejando en los espejos
y los que irá dejando todavía.

Y todo es una parte del diverso
cristal de esa memoria, el Universo;
no tienen fin sus arduos corredores

y las puertas se cierran a tu paso;
sólo del otro lado del ocaso
verás los Arquetipos y Esplendores.

Jorge Luis Borges